Muchas veces, las empresas necesitan disponer de dinero adicional por una variedad de razones. Estas incluyen financiar, ampliar o transformar operaciones, realizar una adquisición o modificar su estructura de capital. Hoy te explicaremos la ampliación de capital.

Para adquirir este dinero extra, las compañías se acercan a inversores existentes y potenciales en busca de fondos. Los diferentes métodos de obtención de capital, y las razones detrás de ellos, pueden tener diferentes impactos en el precio de las acciones de una empresa. Pero para entenderlo en profundidad, hay que empezar por comprender qué es una ampliación de capital. Y entender por qué es un recurso fundamental para incrementar las posibilidades de una empresa. Sigue leyendo y descúbrelo en este artículo.

 

La ampliación de capital en detalle

Una empresa es una sociedad que nace con un capital social. Es decir, con una cantidad de acciones que representan los activos que posee. El capital se constituye de valores, bienes y recursos y sirven para construir valor o para generar mayores recursos. ¿Y cómo se conforma el capital de una empresa? Se crea gracias al aporte de distintos activos de los accionistas. De esta manera, las compañías tienen la posibilidad de crecer, crear valor y obtener beneficios. Estos aportes pueden ser de tres clases:

Una ampliación de capital, por lo tanto, es una operación financiera o societaria que se produce cuando una compañía solicita dinero adicional a los inversores. Cuando una determinada empresa necesita realizar nuevos gastos o negocios, este procedimiento permite un crecimiento rápido del capital para poder afrontarlas.

Por ejemplo, si una organización necesita financiación para realizar nuevos proyectos y de esta manera crecer, puede requerir una ampliación. Si, por el contrario, tiene una deuda importante, una operación de ampliación de capital le permitirá bajar el valor de la deuda. De esta forma, conseguir estar en una situación más sólida frente al mercado y así acceder a nuevos financiamientos.

ampliacion capital

 

Distintas formas de ampliación de capital

Este incremento del patrimonio se puede realizar de tres maneras diferentes. Veamos cada una de ellas a continuación:

1. A la par.

Se produce una emisión de nuevas acciones de la empresa. Los inversores interesados en adquirir nuevas acciones pagan una prima de emisión, evitando el efecto de dilución. El capital de la empresa se distribuye entre una mayor cantidad de acciones. Pero no aumenta el capital de la misma.

 

2. Sobre la par.

Se da cuando aumenta el precio nominal de las acciones preexistentes. Los socios originales aportan nuevo capital.

 

3. Liberadas.

Se trata del cargo contra beneficios no distribuidos de la empresa. Los accionistas reciben nuevas acciones sin aportar nuevo capital, es decir, de forma gratuita. Se realiza un traspaso de la cuenta de reservas a la cuenta de capital social. En consecuencia, no se produce una variación en los fondos propios o en el patrimonio de la empresa.

 

¿Cómo se lleva a cabo una ampliación de capital?

Las personas que están autorizadas para pedir una ampliación de capital a la junta de accionistas son el administrador de la sociedad o el consejo de administración. Así como cualquier socio que tenga un 5% o más de las acciones de la compañía. Cuando se procede a la solicitud de una ampliación de capital, se elabora un informe técnico que explique los detalles de la operación. Que explique: por qué es conveniente realizarla, cómo se pondrá en práctica y cuáles son las condiciones.

La ampliación de capital implica un movimiento importante en la dinámica de cualquier empresa. Por lo que se deben modificar los estatutos. En este reglamento se refleja el número de acciones y a quienes pertenecen. Si se procede a ofrecer acciones a nuevos actores, es necesario asentar qué valor tendrán y cómo se dividirán las participaciones a futuro. Del mismo modo, se establecerá si los antiguos accionistas tienen un derecho preferencial sobre esas acciones para evitar perder el control mayoritario sobre la empresa al dar acceso a nuevos socios potenciales.

En los aumentos de capital, los accionistas actuales tienen derecho de suscripción preferente. Esto significa que tienen prioridad a la hora de efectuar la suscripción de las nuevas acciones emitidas por la sociedad. Por un lado, los antiguos accionistas tienen la posibilidad de comprar las acciones que la sociedad les permita y al precio que corresponda. No obstante, este derecho es facultativo, por lo que no podrá ejercer el derecho de suscripción preferente sobre acciones ni venderlas a otro accionista interesado.

Después de elaborado el nuevo estatuto y acordado el aumento aumento del capital social, los socios deberán presentarlo ante un notario que lo presente como escritura pública. Por último, el reglamento modificado deberá inscribirse ante el Registro Mercantil.

ampliacion capital

 

¿Cuáles son los riesgos?

A pesar de que una ampliación de capital es, en principio, algo positivo para cualquier compañía, es necesario también conocer cuáles pueden ser los riesgos.

La dilución es una de las consecuencias que pueden ocurrir cuando una empresa obtiene capital social adicional. Esto se debe a que se emiten nuevas acciones, aumentando así el número total de acciones de la empresa. Como resultado, las ganancias por acción pueden caer, ya que se distribuyen entre un mayor número de inversores. Si un accionista existente no participa en la ampliación de capital, tendrá una proporción menor de la empresa después del aumento de capital. La emisión de nuevas acciones es lo opuesto a la recompra de acciones (donde una empresa recompra sus propias acciones y las cancela).

Para evitar que los accionistas se diluyan innecesariamente, existen límites sobre la cantidad de capital social que las empresas pueden recaudar mediante la colocación de acciones en el mercado financiero. Los planes de compra de acciones, que siguen a las colocaciones de acciones, brindan a los inversores minoristas la oportunidad de participar en aumentos de capital social y evitar diluciones prescindibles.

Vale la pena recordar que la amenaza de una posible dilución no siempre debe ser una preocupación. El efecto final de un aumento de capital que se diluye para un accionista dependerá de para qué se utilice el dinero recaudado. Si los fondos se emplean en hacer crecer y expandir la empresa, el precio de las acciones puede aumentar a largo plazo, beneficiando a todos los accionistas. En tal escenario, puede haber algún traspié a corto plazo producto de la dilución. Pero a la vez una ganancia a largo plazo en forma de apreciación del capital.

De todas maneras, los accionistas originales no están obligados a participar de una ampliación de capital. Es decir, es un derecho, pero no una obligación. En este sentido, existen tres escenarios posibles:

1. Un accionista participa en toda la ampliación de capital.

Puede adquirir todas las nuevas acciones que le correspondan, multiplicando el valor de sus viejos títulos.

 

2. Un accionista participa parcialmente en la ampliación de capital.

En consecuencia, todas las acciones que el accionista rechace se ofrecerán en el mercado.

 

3. Un accionista no participa de la ampliación de capital.

Los títulos están disponibles para el resto de los accionistas de la empresa o para inversores externos. Esta renuncia anula entonces el derecho preferencial de un accionista individual.

Los accionistas de empresas que realizan ampliaciones de capital deben tomarse el tiempo para investigar los motivos de realizar dicha operación y el uso previsto de los fondos. Al realizar la indagación adecuada, los inversores pueden tomar una decisión informada sobre el impacto potencial de una recaudación de capital y si es conveniente participar o no.

 

Algunas conclusiones

Recaudar capital es una parte central de ser propietario de un negocio o empresa. Ya sea que estés al comienzo de tu vida empresarial desarrollando una startup, o seas el director ejecutivo de una empresa establecida, una ampliación de capital es un paso inevitable si quieres llevar tu negocio al siguiente nivel.

Sin embargo, antes de realizar un movimiento financiero de este tipo, es importante analizar las ventajas y desventajas. Si bien para los inversionistas es un buen augurio que una empresa emita acciones adicionales sin que se produzca una caída significativa en su precio, también tienen reservas si se ofertan acciones adicionales constantemente. Un abuso de esta herramienta indica que la compañía no puede mantener una solvencia financiera y que su único recurso son las ampliaciones de capital.

En Cap Finance entendemos que estos conceptos, como es la ampliación de capital, pueden ser complejos de entender. Por eso, si al leer esta entrada te has quedado con dudas, puedes contactarnos para que te asesoremos con este y otros temas relacionados al mundo financiero. Ofrecemos servicios corporativos y mejoramos la rentabilidad de tu empresa en un marco de crecimiento sostenible generando una relación a largo plazo.

Junto con nuestro equipo, con vasta experiencia en grandes compañías, ofrecemos un servicio eficaz y al mismo tiempo cercano. Nuestro objetivo principal es poner a disposición de las PYMES todos nuestros conocimientos. Para que puedan crecer tanto económica como profesionalmente. No dudes en comunicarte con nosotros, en Cap Finance puedes confiar.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.