Si piensas en recibir asesoramiento, pero no terminas de comprender qué servicios ofrece una consultoría financiera, este artículo es para ti. Despeja todas las dudas que puedas tener al respecto para comprender si tu empresa se beneficiaría con los servicios de una consultoría financiera o no.

¿Qué es una consultoría financiera?

Una consultoría financiera es un servicio especializado de asesoramiento que realizan expertos en finanzas a personas o empresas que así lo requieran. Este asesoramiento puede adquirir diversas formas. En general dependerá tanto del asesor en particular como de quién requiera el servicio y sus necesidades específicas. Este tipo de asistencia será fundamental para todos los emprendimientos y negocios. Además, permitirá tomar decisiones relacionadas con el dinero y la planificación a futuro.

En líneas generales, una consultoría financiera estará orientada a abarcar distintos ámbitos utilizando diferentes herramientas y recursos. Es especialmente útil cuando no se tiene un control claro de los ingresos y cómo estos fluctúan en el tiempo. De más está decir que conseguir un negocio sostenible en el tiempo será imposible si no se conocen los panoramas económicos y no se buscan soluciones a los contratiempos que pueden aparecer en el ámbito financiero.

Outsourcing financiero

El vínculo que se establece entre el cliente y el consultor debe estar basado en la transparencia y en la confianza. El gestor debe estar atento a los beneficios del cliente no solo en la inmediatez sino también a largo plazo. Esto quiere decir que el contacto y el diálogo entre ambos debe ser siempre fluido. Esto permitirá que los consejos y las soluciones puedan llegar al cliente en el momento que este las necesite. Muchas veces ocurre antes de que un acontecimiento tenga lugar.

La consultoría financiera es bien diferente a la consultoría contable o fiscal (a la que seguramente estemos mucho más acostumbrados). La consultoría contable se enfoca a llevar la contabilidad correctamente y a cumplir con vencimientos y obligaciones impositivas. En cambio, la consultoría financiera, desempeñará -hasta cierto punto- las funciones de un director financiero. De hecho, muchas veces es este el servicio que se busca: el de un director financiero temporal. En inglés suele tomar el término de CFO on demand.

¿Cómo funciona una consultoría financiera?

Los servicios de una consultoría financiera van mucho más allá que la gestión relacionada con los bancos y sus productos. Se trata de un asesoramiento en la gestión diaria otorgada por un experto. Este pone en perspectiva los elementos que pueden aportar valor y convertirse en monetizables. Esto es posible gracias a la realización de análisis y conocimientos específicos.

La clave para que este servicio sea eficaz es abordando las necesidades particulares de cada cliente, conociendo sus requisitos y sus objetivos para personalizar las estrategias y conseguir la mayor rentabilidad. Haciendo uso de la información que solamente un profesional del área puede conocer, trabajará en desarrollar a fondo una estrategia a largo plazo.

Estas son algunas de las funciones principales que desempeñan los consultores financieros:

¿Qué beneficios aporta la consultoría financiera?

Por todo lo antes mencionado, contar con el apoyo de un profesional especializado para la realización de un plan que ponga en primer plano las expectativas del negocio es esencial. Por esta razón, será fundamental para entender cómo se desarrollará la actividad y tomar las decisiones desde el mejor punto de vista.

Al fijar objetivos de la mano de la planificación será más sencillo realizar análisis para comprender si el rendimiento que tenemos es el esperado o no. Del mismo modo, evaluar el estado financiero será crucial. Sobre todo para conseguir los objetivos, revisar los procesos y saber dónde pueden ser mejorados. Una consultoría financiera le dará al departamento financiero las prioridades y el orden que necesita para adquirir estructura.

Cap Finance

Otros motivos para buscar una consultoría financiera

Para que un negocio sea sostenible, atender los problemas económicos y buscarles solución es imprescindible. Por lo tanto, no es extraño en este contexto que la consultoría financiera adquiera tanta relevancia.

Sin importar el tamaño de la empresa o el nivel jerárquico del puesto en el que te encuentres, debes saber que el feedback y el apoyo de expertos resultará sumamente positivo para reafirmar el camino o cambiar el rumbo de ser necesario. Asimismo, escuchar sugerencias sobre mejoras es la clave para conseguir los objetivos de un modo más efectivo.

También existen casos en el que el tiempo es un factor crucial y que no se pueden administrar las finanzas porque no se dispone del mismo: estas son también buenas razones para trabajar junto a un consultor financiero.

Si luego de leer este artículo todavía tienes dudas sobre la consultoría financiera, o si te has definido por consultar con un profesional, no dudes en contactarnos. En Cap Finance combinamos una amplia experiencia en la Dirección corporativa y Financiera en grandes compañías y buscamos aportar ese saber a las PYMES y a las personas. Contamos con un equipo comprometido que ofrece un servicio eficaz, cercano y fiable. Nos adaptamos a la tipología de tu empresa y contamos con planes ajustados para cubrir tus necesidades.

Leave a Reply

Your email address will not be published.